La buena elección de un libro.

Siempre he oído comentar que la buena elección de un libro viene determinada por distintos aspectos.

El autor, sin duda, ha de ser algo más que un buen comunicador; ha de moverse en el mundo de nuestros intereses de esa manera que solo alguien que casi te conoce puede hacer.

La primera/primeras páginas y, al final, las últimas. A menudo, observo a las personas en las librerías como recurren a la biografía del autor/a en la solapa interior del preciado tesoro. Releen las primeras y las últimas líneas; casi escondidos entre las estanterías como si estuvieran cometiendo un extraño delito. Yo lo he hecho también. Es una experiencia que puede convertirse en perdurable; ya que si el libro te interesa, volverás a comprarlo unos días o unos meses después, seguro de que estás haciendo la mejor compra de tu vida.

20180326_082938-1

Cuando te lo aconseja alguien en quién confías y te conoce un poquito, el éxito está garantizado. Gracias Mar Romera y Roberto Aguado.

Página 29. Francisco Mora. “Neuroeducación”.

20180326_081514-1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s