A Lobi.

El sábado pasado, tras varios fines de semana ocupados en formación, fiestas escolares y diversos, pude despertarme dos días en casa. Una casa en la que vivimos desde hace casi dos meses y de la que aún no conozco algún rincón. No por nada, sino por falta de tiempo. Fue dejar cajas y cajas de libros, que no de ropa ni menaje, y no pisar el trastero. Ansío el verano para poder mirar y remirar libros, cursos, álbumes de fotos y demás. Suele sucedernos en casa que el acto de limpiar y ordenar se convierte así en puro entretenimiento. Alguna ventaja tenía que tener…

Por la tarde, pude asistir a unas jornadas en Avan Sabadell. En esta ocasión se trataba de terapia con perros; bueno, una preciosa perrita llamada Lobi, de Lobita. Fue realmente genial porque confluyeron diversos tipos de situaciones de enseñanza-aprendizaje.

En primer lugar, los usuarios jóvenes de Avan, la mayoría de ellos afectados por las secuelas de accidentes diversos y con diversas capacidades físicas y mentales. La jornada tenía el interés de mostrar junto con la compañía y comprensión de los perros, modos lúdicos que incluyen: el cálculo mental, el razonamiento lógico, la comprensión, la expresión, el trabajo en equipo, la diversión y las risas garantizadas, de pasar un rato de ocio en buena compañía.

En segundo lugar, Ana con su preciosa perrita Lobi que nos mostró las capacidades y habilidades de un ser tan especial: dulce, cariñosa, observadora, tranquila, alegre, inteligente… Vino desde Andorra entre curvas y una tremenda calor.

En tercer lugar, un grupo de chicas que estaban presentando su trabajo de fin de Máster de Intervención con perros en discapacidades diversas. Alrededor de ocho chicas encantadoras acompañaron a Ana y Lobi en el diseño y la aplicación del juego de la Oca que nos propusieron.

En cuarto lugar, la profesional de Avan que se encarga de gestionar y llevar este grupo cada sábado en sus actividades. Y nosotras, las voluntarias que pusimos de nuestra parte para que todo resultara bien.

Como así fue. Porque cuando todos quieren disfrutar y facilitar las cosas suele ser así. Porque cuando todos ponemos de nuestra parte es imposible que salga mal, que no se disfrute del momento. Porque hay momentos y lugares en que las personas cuidan de las personas. Porque cuidando a los demás nos cuidamos a nosotros mismos. Porque cuando se disfruta con la sencillez es fácil disfrutar.

20180616_170246
Lobi – juego de la “Oca”.

Gracias a Núria, Anna y Lobi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s