¿Por qué un Blog? ¿Por qué Miradas?

Este Blog nace hace unos seis años, aproximadamente. Como siempre que he podido, intento estar en continua formación permanente; en parte porque es lo que “reclama” la sociedad actual, en parte por una curiosidad innata sobre el entorno que me rodea: familiar, laboral, escolar… Hecho que se forja durante mi infancia, bajo la mirada de una niña; y que continúa bajo la mirada de adolescente, adulta, madre, profesional… y que espero no pare con el paso de los años.

Durante un curso on-line sobre técnicas y estrategias para aplicar en el aula con las NNTT, empiezo este modesto Blog. Bajo las pautas orientadoras del tutor en línea, aprendo a diseñar una Wikipedia de forma cooperativa con vari@s compañer@s, a utilizar programas para la edición y el diseño de actividades en PDI (Open Sankoré) y otras; motivada por la guía, la supervisión y, sobre todo, el acompañamiento y reconocimiento de unos tutores que me motivaron en el proyecto iniciado. Este proyecto, unido a los conocimientos obtenidos en la asignatura de TICs en la comunicación y la educación de la Diplomatura de Educación Social (UNED), la de NNTT en la Diplomatura de Psicología  (UOC), queda aplazado temporalmente por causas diversas: fallecimiento de mi madre, época de grandes ansiedades y poco auto-cuidado por mi parte, etc.

Como todas las cosas buenas que uno empieza, este proyecto continuaba ahí, dónde lo dejé, a la espera de una ocasión en la que mi persona, ahora en calma, seguridad y control, pudiera continuar aprendiendo y, por qué no, enseñando.

El nombre Miradas, ahora, me tiene algo despistada. Miro a mi alrededor, de manera curiosa, con los ojos atentos, la escucha activa… y observo que muchos locales, negocios, webs, Blogs como el mío, contienen la palabra Mirada.

Aquí es dónde quiero explicaros el porqué de mi Miradas. Siempre he valorado mucho la mirada de las personas, hecho que no valoro cómo positivo o negativo; sino como una característica particular, algo que nos define y que, en mi caso, me ayuda a situarme en el mundo que me rodea. He de comentar como anécdota, que a los cuatro años me pusieron gafas porque mostraba debilidad en la musculatura del ojo derecho. Este hecho hacía que este ojo se moviera de forma “particular” en situaciones de nervios, cuando fijaba la mirada… Hecho que generó situaciones en casa, que vistas desde la distancia, considero cómicas y divertidas; entonces, no lo fueron.

Posteriormente, y ya visto desde fuera, topé con personas que destacaban mi mirada cómo cualidad que denotaba interés, cuando no asombro, frente a lo que me rodeaba. En muchas ocasiones también, la misma mirada era de rubor, vergüenza-rabia… ante hechos que rompían mis esquemas; cosas que quería cambiar, cosas que hubiera hecho de otra manera… solo que no lo hice. A mi mirada le faltó encontrar las palabras.

Es ahora que después del tiempo, las experiencias, las personas que entran y salen de mi vida, que he encontrado las palabras, y este Blog el medio para transmitirlas.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s